Quetzal del cielo - Escritor de galaxia, Periodista de sueños, Voluntario del mundo. Soy paz en tus manos y revolución de esperanza navegando en constelaciones.


Habitante de Alfa Centauri


Arthur Proa de Monterrey - Letras Mexicanas UNAM - Escritor, Humanista, Voluntario del Mundo

 

Vivir conmigo

Vivir conmigo es como quebrantarse la mente y sobresaltar los ánimos con piolet con rumbo alto, armando un desastre que el amor intenta, cada día yo intento encauzar el estruendo de sabernos al tono, al mundo y las costumbres de ver un día más tras otro día mejor.

Pasar tiempo en mi dormitorio, encontrarme el sentido de vivir y sentir lo que estoy escribiendo, cartas de amanecer que algún día, y caminos de estrellas que nunca descansan por afligirme en cada despedida.

Al paso de relámpagos, un demonio se enamora de un ángel, historias de una canción que recordé hoy mientras me embargó la remembranza de lo que viví en algún mundo. Se queda silencio el laberinto de mis emociones y encuentro la vida que me espera cuando es de noche y yo sigo leyendo todo y nada con esta miopía.

Vivir conmigo

Vivir conmigo es como quebrantarse la mente y sobresaltar los ánimos con piolet con rumbo alto, armando un desastre que el amor intenta, cada día yo intento encauzar el estruendo de sabernos al tono, al mundo y las costumbres de ver un día más tras otro día mejor.

Pasar tiempo en mi dormitorio, encontrarme el sentido de vivir y sentir lo que estoy escribiendo, cartas de amanecer que algún día, y caminos de estrellas que nunca descansan por afligirme en cada despedida.

Al paso de relámpagos, un demonio se enamora de un ángel, historias de una canción que recordé hoy mientras me embargó la remembranza de lo que viví en algún mundo. Se queda silencio el laberinto de mis emociones y encuentro la vida que me espera cuando es de noche y yo sigo leyendo todo y nada con esta miopía.

No te olvides del des-cansancio

llegan los recuerdos y los libros hojas otoñales; la lluvia se acerca por la ventana y yo soy uno que afirma un nuevo principio con tatuaje de un corazón enardecido. Recuerdo de arenas movedizas que llegan a ti como auroras en ocaso, vas a cenar y yo con sed, estado de lampara incandescente que habita en las paredes de mi alcoba, el café está servido y ya he de encontrar una cuartada.

Tengo octubres ensambles de madera, mentiras que seguro te recuerdan, vistas al mar, albas de fotografía y una princesa convertida en gerbera que le hace compañía a la que cuido que es una nueva planta.

No te olvides del des-cansancio

llegan los recuerdos y los libros hojas otoñales; la lluvia se acerca por la ventana y yo soy uno que afirma un nuevo principio con tatuaje de un corazón enardecido. Recuerdo de arenas movedizas que llegan a ti como auroras en ocaso, vas a cenar y yo con sed, estado de lampara incandescente que habita en las paredes de mi alcoba, el café está servido y ya he de encontrar una cuartada.

Tengo octubres ensambles de madera, mentiras que seguro te recuerdan, vistas al mar, albas de fotografía y una princesa convertida en gerbera que le hace compañía a la que cuido que es una nueva planta.

Las cosas que recuerdas ¿Y las qué no? -Quién sabe- se dice mi mismo; las alas de Ícaro siempre puestas, el pan y café encandilados en la cocina y las escenas de los arrebatos por regresar juntos a la alcoba. Es algo que recuerdo junto a tu recuerdo, tus manos blancas y las cintas que nunca usaste en tu cabello; hay un vestido que te quité tantas veces en mis sueños que intenté siempre hacerlo con cautela para que no te despertarás y dejarás de sentirme.

Hay de siempre una playa escondida que espera de tu arribo, arena que descalza los versos en tu corazón perdido, sin tu clima favorito pero con las agallas por regresar juntos a donde siempre yo he querido y donde nunca hemos estado.

Las cosas que recuerdas ¿Y las qué no? -Quién sabe- se dice mi mismo; las alas de Ícaro siempre puestas, el pan y café encandilados en la cocina y las escenas de los arrebatos por regresar juntos a la alcoba. Es algo que recuerdo junto a tu recuerdo, tus manos blancas y las cintas que nunca usaste en tu cabello; hay un vestido que te quité tantas veces en mis sueños que intenté siempre hacerlo con cautela para que no te despertarás y dejarás de sentirme.

Hay de siempre una playa escondida que espera de tu arribo, arena que descalza los versos en tu corazón perdido, sin tu clima favorito pero con las agallas por regresar juntos a donde siempre yo he querido y donde nunca hemos estado.

Eramos tan jóvenes que todo nos curaba:los libros de Kundera, tus besos zapatistas,el asiento de atrás, dormir sobre tu falda,Marcos, subcomandante, cantándonos por Sabina.

Ahora que llego a casa, que todos los mares se aquietan,repaso lo que he vivido, recuerdo nuestras promesasy he de decir que he cumplido con algunas y no es poco.He sobrevivido al otoño, a su mordisco de lobos.

-Ismael Serrano

Eramos tan jóvenes que todo nos curaba:
los libros de Kundera, tus besos zapatistas,
el asiento de atrás, dormir sobre tu falda,
Marcos, subcomandante, cantándonos por Sabina.

Ahora que llego a casa, que todos los mares se aquietan,
repaso lo que he vivido, recuerdo nuestras promesas
y he de decir que he cumplido con algunas y no es poco.
He sobrevivido al otoño, a su mordisco de lobos.

-Ismael Serrano

Somos el rumor en el silencio
Un estruendo de aves que se acerca
Domingo soleado en los inviernos
El abrazo en cada borrachera

Somos la alegría que regresa
El día de la furia en primavera
-Ismael Serrano

Somos el rumor en el silencio

Un estruendo de aves que se acerca

Domingo soleado en los inviernos

El abrazo en cada borrachera

Somos la alegría que regresa

El día de la furia en primavera

-Ismael Serrano

La vida se llena de luces
Al Sol menguante y sus rayos fluorescentes envío la canción de Hamburgo, leer en todos lados “Mañana será un gran día” empatía de lucha por los que ahora lloran la noche. Esperar la instancia que despierta hasta las horas que te digas -Hoy es el momento- después saberte una persona única para estar tan en soledad como la luna o las flores que renacen en Marte.
El caso es que es de noche y las gerberas aplazan el viento, hay un instante que no te deja pasar el tiempo en vacío, una sonido en las vías que te recuerda tu mejor huida con un Fa que sigues sin saber utilizarlo en el solfeo de la angustia por no saber lo que vendrá, menos aún saber que hacer con el en un un soneto, una chacarera o en los paraísos deciertos.

Es momento, no sabemos de qué, pero sabemos que es momento; es un día más y un día menos para que suceda ese “Algún día” que nos hizo abrir las alas un junio. Es momento, no sabemos de aquí a donde, pero es momento de aceptar que no sabes que escribir y solo escribes esto, que ha de ser algo o nada para quien lo lea, cuando tiende a significar para ti, todo tu tiempo.

La vida se llena de luces

Al Sol menguante y sus rayos fluorescentes envío la canción de Hamburgo, leer en todos lados “Mañana será un gran día” empatía de lucha por los que ahora lloran la noche. Esperar la instancia que despierta hasta las horas que te digas -Hoy es el momento- después saberte una persona única para estar tan en soledad como la luna o las flores que renacen en Marte.

El caso es que es de noche y las gerberas aplazan el viento, hay un instante que no te deja pasar el tiempo en vacío, una sonido en las vías que te recuerda tu mejor huida con un Fa que sigues sin saber utilizarlo en el solfeo de la angustia por no saber lo que vendrá, menos aún saber que hacer con el en un un soneto, una chacarera o en los paraísos deciertos.

Es momento, no sabemos de qué, pero sabemos que es momento; es un día más y un día menos para que suceda ese “Algún día” que nos hizo abrir las alas un junio. Es momento, no sabemos de aquí a donde, pero es momento de aceptar que no sabes que escribir y solo escribes esto, que ha de ser algo o nada para quien lo lea, cuando tiende a significar para ti, todo tu tiempo.

De vuelos y cometas VIIITodo pasa al trino de los pájaros, la fuerza está de tu lado, besos en instantes, rumor de que de vivir será lo que vendrá; encuentras abrazos a donde partes, a donde llegas y te instalas… entonces te sitias y avanzas tras las sonrisas que un día favorecerán lo que la vida te encontrará.Se vislumbran versos escritos bajo tus lentes, saludos que te esperan en todos los idiomas, montañas que te aguardan para remontar los días; darle vuelta a las hojas, terminar un libro, sacar fotografías recorriendo los países, endurecerse sin perder jamás la ternura y encontrarte a si misma como la parte icónica de tu despertar al mundo.Todo pasa al tiempo que lees y relees a tu escritor favorito; hay una playera de voluntad que nunca te dibujas pues marcada en tu piel se anida, no te pones la casaca voluntaria, porque siempre la usas al camino de intentos por vestir de felicidad las ruinas. Se encuentran paredes blancas para dibujar en ellas el amanecer amoroso de un estruendo por quienes te necesitan; y así los domingos se tiñen de tu presencia, y así las sonrisas que regresas defienden tus causas, los encuentros de explosiones que enardecen cada instante.¿Yo qué te podría enseñarte de la vida? Es nada lo que he vivido que solo podría entregarte vivencias de ella, un día supe que la voluntad cambia las vidas y que aprendemos más cuando perdemos que de los triunfos que nunca se olvidan.Ahora está de tu lado el enfrentar situaciones a contra-flujo, tienes que vivir dándolo todo y cuando eso haya pasado, dale el plus extra, sabrás que las derrotas duelen, pero ahora estás segura que de leer mucho has viajado tanto y has vivido el mundo, y estás segura de que los que siempre ganan siempre saben menos.

De vuelos y cometas VIII

Todo pasa al trino de los pájaros, la fuerza está de tu lado, besos en instantes, rumor de que de vivir será lo que vendrá; encuentras abrazos a donde partes, a donde llegas y te instalas… entonces te sitias y avanzas tras las sonrisas que un día favorecerán lo que la vida te encontrará.

Se vislumbran versos escritos bajo tus lentes, saludos que te esperan en todos los idiomas, montañas que te aguardan para remontar los días; darle vuelta a las hojas, terminar un libro, sacar fotografías recorriendo los países, endurecerse sin perder jamás la ternura y encontrarte a si misma como la parte icónica de tu despertar al mundo.

Todo pasa al tiempo que lees y relees a tu escritor favorito; hay una playera de voluntad que nunca te dibujas pues marcada en tu piel se anida, no te pones la casaca voluntaria, porque siempre la usas al camino de intentos por vestir de felicidad las ruinas. 

Se encuentran paredes blancas para dibujar en ellas el amanecer amoroso de un estruendo por quienes te necesitan; y así los domingos se tiñen de tu presencia, y así las sonrisas que regresas defienden tus causas, los encuentros de explosiones que enardecen cada instante.

¿Yo qué te podría enseñarte de la vida? Es nada lo que he vivido que solo podría entregarte vivencias de ella, un día supe que la voluntad cambia las vidas y que aprendemos más cuando perdemos que de los triunfos que nunca se olvidan.

Ahora está de tu lado el enfrentar situaciones a contra-flujo, tienes que vivir dándolo todo y cuando eso haya pasado, dale el plus extra, sabrás que las derrotas duelen, pero ahora estás segura que de leer mucho has viajado tanto y has vivido el mundo, y estás segura de que los que siempre ganan siempre saben menos.

Ser voluntario es un estilo de vida “Usas una máscara tanto tiempo que olvidas quién eras debajo.”Somos la alegría que regresa, rumores en silencio que tiñen domingos soleados en pleno invierno, vistiendo de abril las calles, las sierras, los parques; conspirando juntos en los cielos que… OTRO MUNDO ES POSIBLE.Te das cuenta que las revoluciones también pueden ser SIN BALAS: El hombre nuevo, el hombre humanista, no el hombre revolucionario de guerra; revolución social, revolución de paz, revolución de esperanza¡REVOLUCIONARIO SÍ! 

Ser voluntario es un estilo de vida “Usas una máscara tanto tiempo que olvidas quién eras debajo.”

Somos la alegría que regresa, rumores en silencio que tiñen domingos soleados en pleno invierno, vistiendo de abril las calles, las sierras, los parques; conspirando juntos en los cielos que… OTRO MUNDO ES POSIBLE.

Te das cuenta que las revoluciones también pueden ser SIN BALAS: El hombre nuevo, el hombre humanista, no el hombre revolucionario de guerra; revolución social, revolución de paz, revolución de esperanza

¡REVOLUCIONARIO SÍ!
 

"Soy lo que me enseñó mi padre, el que no quiere a su patria no quiere a su madre"
-Latinoamérica

"Soy lo que me enseñó mi padre, el que no quiere a su patria no quiere a su madre"

-Latinoamérica

A donde las luces hayan de encontrar tu mundo que mi universo ha perdido; certeza de las cuatro paredes de mi dormitorio, suenan las ganas extraviadas que sacuden mi bufanda y los brazos de los que me he atrevido a escapar sin naufragio.

A donde las luces hayan de encontrar tu mundo que mi universo ha perdido; certeza de las cuatro paredes de mi dormitorio, suenan las ganas extraviadas que sacuden mi bufanda y los brazos de los que me he atrevido a escapar sin naufragio.

"Es que fuí Ícaro y tú siempre fuiste mis alas"
-Arthur Proa Akalyakatl

"Es que fuí Ícaro y tú siempre fuiste mis alas"

-Arthur Proa Akalyakatl

Dicen por ahí… “Dime con quien te juntas y te diré ¡Quién eres!”… De puta madre, porque suerte que solo me junto conmigo.

Dicen por ahí… “Dime con quien te juntas y te diré ¡Quién eres!”… De puta madre, porque suerte que solo me junto conmigo.

Dicen que las personas solitarias son menudamente más amables que las que están rodeadas de disfraces, eso tal vez tenga relación con que me he arrepentido más de haber sido buena persona que cuando he sido un “Hijo de la chingada”.Intento vivir la vida al estilo Miguelito, sin dejar de lado el “lado” Mafalda, el tiempo sigue su curso y sé que tras le lucha las plazas volverán a llenarse y afuera, en las calles, a minutos de lo que tu llamas ciudad se escucharán los martillos más que la pobreza, que las mismas injusticias y que los mismos derechos opacados por aquella gente que no mira a favor del pueblo, humanos que se hacen dueños de mandatos gubernamentales sin pensar que solo representan la silla que les espera en un horario cómodo de lunes a viernes.Entonces he de preguntarme ¿Por qué no hemos batido la noche que ataca la sociedad? Sé trata de vivir, arrastrar hasta la puerta la comprensión y el respeto, no creyendo que uno es mejor que nadie, que no hay quien lo sepa todo y que uno y uno somos todos.Un día me dijo mi maestro “La tierra y los pensamientos no se venden”.. Es el primer día del otoño y aunque cueste juntar ánimo para bajar al mundo, despierta que has de pintar nuevas constelaciones.Otro mundo es posible.

Dicen que las personas solitarias son menudamente más amables que las que están rodeadas de disfraces, eso tal vez tenga relación con que me he arrepentido más de haber sido buena persona que cuando he sido un “Hijo de la chingada”.

Intento vivir la vida al estilo Miguelito, sin dejar de lado el “lado” Mafalda, el tiempo sigue su curso y sé que tras le lucha las plazas volverán a llenarse y afuera, en las calles, a minutos de lo que tu llamas ciudad se escucharán los martillos más que la pobreza, que las mismas injusticias y que los mismos derechos opacados por aquella gente que no mira a favor del pueblo, humanos que se hacen dueños de mandatos gubernamentales sin pensar que solo representan la silla que les espera en un horario cómodo de lunes a viernes.

Entonces he de preguntarme ¿Por qué no hemos batido la noche que ataca la sociedad? Sé trata de vivir, arrastrar hasta la puerta la comprensión y el respeto, no creyendo que uno es mejor que nadie, que no hay quien lo sepa todo y que uno y uno somos todos.

Un día me dijo mi maestro “La tierra y los pensamientos no se venden”.. Es el primer día del otoño y aunque cueste juntar ánimo para bajar al mundo, despierta que has de pintar nuevas constelaciones.

Otro mundo es posible.

Notas musicales… Café por instantes

De lo lejos que te invade el acento de tu tierra, hasta las dos cucharadas de azúcar… que no son tantas como para endulzar el momento de la vida. Hay instantes uno a uno que han de desatar los nudos al tiempo, la resaca de los amores relámpago, flores de bienvenida y los abrazos que se llenan de nostálgicas despedidas.

Andas con la música por dentro a pasos concedidos por los dioses, y los pronósticos se acercan, estas en el lado correcto, los zopilotes se alejan, las cartas a lo lejos no traen más que gratas respuestas de lo que ha de ser lo que vendrá; redimes tu corazón echo verso melancólico y saltas al escenario lleno de bufones saltarines que aguardaban por tus sueños.

Escuchas a lo cerca lo que escuchas y te sientas a ver rodar las piedras, a disfrutar de la lluvia cual chocolate de la abuela y vagar acompañado de ti mismo, presagio del tiempo exacto y un amanecer que te estaba esperando… sueñas, te pones de pie, estas vivo, estás viviendo y te sientes agradecido. 

Notas musicales… Café por instantes

De lo lejos que te invade el acento de tu tierra, hasta las dos cucharadas de azúcar… que no son tantas como para endulzar el momento de la vida. Hay instantes uno a uno que han de desatar los nudos al tiempo, la resaca de los amores relámpago, flores de bienvenida y los abrazos que se llenan de nostálgicas despedidas.

Andas con la música por dentro a pasos concedidos por los dioses, y los pronósticos se acercan, estas en el lado correcto, los zopilotes se alejan, las cartas a lo lejos no traen más que gratas respuestas de lo que ha de ser lo que vendrá; redimes tu corazón echo verso melancólico y saltas al escenario lleno de bufones saltarines que aguardaban por tus sueños.

Escuchas a lo cerca lo que escuchas y te sientas a ver rodar las piedras, a disfrutar de la lluvia cual chocolate de la abuela y vagar acompañado de ti mismo, presagio del tiempo exacto y un amanecer que te estaba esperando… sueñas, te pones de pie, estas vivo, estás viviendo y te sientes agradecido. 

Sí, por qué puedo, porque las cosas insólitas existen, porque los cuentos de la infancia se descubren así mismos y mis botines tienden a traer las agujetas sin amararse.Sí, por qué las letras están a catorce puntos, porque el puente de los sueños aún cuando abate las esperanzas siempre se encuentra en los besos.Si por qué, quiero, por qué la aldea de mis pensamientos, encauza a uno mismo a terminar con la lucha de esos incansables momentos que un día fueron y que siempre volverán a ser JAMÁS… viviendo el HOY.

Sí, por qué puedo, porque las cosas insólitas existen, porque los cuentos de la infancia se descubren así mismos y mis botines tienden a traer las agujetas sin amararse.

Sí, por qué las letras están a catorce puntos, porque el puente de los sueños aún cuando abate las esperanzas siempre se encuentra en los besos.

Si por qué, quiero, por qué la aldea de mis pensamientos, encauza a uno mismo a terminar con la lucha de esos incansables momentos que un día fueron y que siempre volverán a ser JAMÁS… viviendo el HOY.